sábado, 3 de enero de 2015

NOCHE DE REYES



Debían ser alrededor de las dos de la madrugada. Yo estaba dormido, hasta que unos ruidos procedentes del salón me despertaron. Entré en pánico. A mis cuarenta y nueve años aquella era la primera vez que sufría un atraco. Matizo; aquella era la primera vez que sufría un atraco sin mediar la Agencia Tributaria de por medio.
Me levanté de la cama con sigilo. Pero resultó que sigilo era mucho más cobarde que yo, y enseguida corrió a esconderse debajo de la cama. Maldito traidor.
Opté por no encender la luz del dormitorio. No quería delatar mi presencia a los ladrones. Sabía que eran varios porque los había oído susurrarse cosas entre ellos. Así que busqué a tientas algo con lo que defenderme antes de salir al salón a enfrentarme a esa gente.
Recordé que en uno de los cajones de mi cómoda aún guardaba un ejemplar de El arco iris de gravedad de Thomas Pynchon. «Perfecto –pensé–. Si esos tipos se ponen chulos amenazaré con leerles las primeras páginas de este tocho infumable de más de 700 páginas de insulsez posmodernista. Eso conseguirá persuadirles».
Armado con Pynchon salí al salón. Encendí la luz y, ¡oh, sorpresa! Al igual que las entidades bancarias durante la crisis, tampoco yo podía dar crédito a mis ojos. Ante mí había tres tipos ataviados con ostentosos trajes de armiño y terciopelo, relucientes coronas dispuestas sobre sus cabezas y guantes blancos cubriendo sus manos. Portaban enormes sacos a sus espaldas.
¿Quiénes son ustedes? ¿Y qué hacen aquí, en mi apartamento? –inquirí.
Hola Michael –dijo uno de aquellos tipos erigiéndose en portavoz del grupo–. ¿Es que no nos reconoces? Somos los Reyes Magos de Oriente. Yo soy Melchor, este es Gaspar y aquel de allí que se parece a James Earl Jones es Baltasar.
Cierto, Michael. Somos los tres Reyes Magos –dijo Baltasar. Vaya, pues sí que se parecía a James Earl Jones, ¡hasta tenía su mismo timbre de voz! Aquella voz era impresionante. De poderosa que era retumbaba en las paredes de mi salón y regresaba a mí envuelta en una perfecta y maravillosa dicción.
Disculpe, ¿puede hacerme usted un favor? –dije dirigiéndome a aquel tipo.
Sí, claro. ¿Qué deseas? –dijo él.
¿Puede decir: «Luke, yo soy tu padre»? –sugerí.
Sí, claro. Ejem...Luke, yo soy tu padre.
¡La leche! –exclamé.

 (El resto de la entrada estará próximamente disponible en formato e-book en un libro que recogerá una selección de las mejores piezas de este blog)



26 comentarios:

  1. Recién entro en tu blog y lo conozco.
    Me gusta el derroche de humor que utilizas en tus historias con ese toque irónico que con tanto desparpajo utilizas.
    Que estos reyes magos que salieron de tu vida, vuelvan a regalarte éxitos suficientes para poder vivir de ellos.
    Un abrazo y te invito a visitar mi blog, para que sea uno de esos cientos o miles de los que visitaste antes de crear el tuyo. Serás muy bienvenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, Francisco Moroz, a este pequeño rinconcito donde abunda el absurdo. Te agradezco tus amables palabras acerca de mi obra, así como tus buenos deseos hacia mi persona. Acabo de venir de tu blog ABRAZO DE LIBRO. Lo he encontrado interesante. Procuraré dejarme caer por allí de vez en cuando, siempre que mis obligaciones me lo permitan. Un abrazo, y gracias.

      Eliminar
  2. Hola Pedro! No sabes el buen momento que me has hecho pasar, me he reído de lo lindo con tu relato. Por aquí andaré en espera de nuevas entradas para seguir leyendo. Ten un gran año!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Patricia Bañuelos. Bienvenida. Celebro que hayas disfrutado con la lectura de mi relato. Si te apetece puedes acceder a otros cuentos y relatos en este mismo blog. Tienes bastante material disponible. Para ello sólo tienes que cliquear en las pestañitas situadas al final del blog, justo debajo de los comentarios. Aprovecho para desearte un buen año a ti también. Ah, y gracias por pasarte y por comentar. Saludos.

      Eliminar
  3. Permíteme carcajear hasta que se me caiga la mandíbula jejejeje. Bueno, concuerdo absolutamente con Camus. Y por lo visto el libro de Pynchon no es recomendable. Los atracadores tributarios jeje me hizo reír tanto como lo de decirle a Baltasar que haga de Darth Vader jejeje. Una buena táctica lo de la mujer para espantar a los magos :)))
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alejandra. Celebro que disfrutes con mis historias. Considero un privilegio poder hacer reír a alguien a través de la literatura. En cuanto a Camus, resulta difícil no estar de acuerdo con él. En el mundo sobra estupidez. Si te va el masoquismo intelectual, no lo dudes, Pynchon es tu hombre. He intentado leerme dos libros suyos, entre ellos el citado "arco iris", y me resulta soporífero.
      Gracias por tus generosas visitas, tus generosos comentarios y tus generosas risas. Recibe un cariñoso abrazo de mi parte.

      Eliminar
  4. Hola Pedro,
    Feliz y prospero año nuevo. Un abrazo de los franceses que se pelan los cojones (es Mari que me dijo de marcarlo así :) ) con el frío que hace aquí.
    Me encanta leer tus historias, pero me cuesta comprender todo lo que apuntas, el idioma se me escapa poco a poco, que lastima.
    Tengo que comprar unas novelas en español y leer todas las tardes.
    Tu que conoces el mundo literario, algo de fácil a leer y que trate de ciencia ficción o fantástico, que me aconsejas?
    Espero que vayas bien y que te ayas bien comportado durante el año, sino los reyes no te traerán lo que deseas (sabes que lo que pide Michael no es UNA mujer, pero TRES por lo menos ;-) )

    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jean Pierre. ¡Qué alegría saber de vosotros! Hace un par de semanas os envié un correo poniéndoos al día. Espero que lo hayáis recibido. Por aquí también hace frío, aunque mucho menos que por donde vivís vosotros. Por aquí aún hay valientes que se atreven a darse un chapuzón en las playas de la isla. Te agradezco que dediques tiempo a leer mis historias, y me alegra que te gusten, aunque, por lo que me cuentas, estás olvidando el español. Tendrás que pedirle a Mari que practique más contigo. El idioma, me refiero. Jajajaja. Te enviaré un correo con unas recomendaciones de literatura fantástica y de ciencia ficción en español para que practiques.
      Un fuerte abrazo para ti y besos para Mari Carmen. Y feliz Año Nuevo para todos por ahí.

      Eliminar
  5. Feliz año nuevo, Pedro! Como siempre, haces que mi cara de media sonrisa dure mientras estoy leyendo tus entradas. Sinceramente, los reyes magos o no conocen mujer tal y como la pides o es que ya están "agotadas", pero existen, estoy seguro de ello.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jotape. Gracias por tu visita. Me alegro de tenerte de nuevo por aquí. Celebro que mis historias consigan arrancarte alguna que otra sonrisa. Bastante difícil nos los pone ya la vida como para no intentar reirnos de ella. En cuanto a la petición de mi personaje, yo también estoy convencido de que existen mujeres así. Otra cosa es que las merezcamos. Pero por pedir que no quede, ¿no crees?
      Lo dicho, me alegro de tenerte de nuevo por aquí. Feliz Año Nuevo para ti y los tuyos. Saludos.

      Eliminar
  6. eres tan divertido Pedro, :), bueno bueno! como siempre chavalo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Natalia. Te agradezco tus gentiles palabras. Celebro que te haya gustado. Y gracias por lo de chavalo. Me acabas de quitar 20 años de encima, y eso siempre viene bien. Un saludo.

      Eliminar
  7. Genial relato, Pedro :-). Humor que mezcla el absurdo de las tradiciones navideñas con referencias literarias de primera categoría como Camus, Foster Wallace y Pynchon. Me ha gustado mucho, especialmente lo de amenazar a alguien con Pynchon. Eso son ya palabras mayores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Víctor. El humor -especialmente el absurdo- forma parte intrínseca de mi personalidad. De ahí que siempre que el tema y el tono me lo permitan procure sazonar mis letras con una dosis de humor absurdo. Y sí, te doy toda la razón, quizás amenazar a alguien con uno de los insufribles tomos de Pynchon haya sido algo excesivo. Pobres Reyes Magos. Me temo que este año pasarán de largo por mi casa. Con todo merecimiento, además.
      Gracias por pasarte por aquí y por comentar. Te lo agradezco. Un saludo.

      Eliminar
  8. ¡Ahora lo entiendo todo! ¡Va a ser por eso que sigo soltero! Jodidos Reyes Magos... Si no son capaces de esas cosas, que se quiten la etiqueta de magos... Malditos estafadores... jejejeje
    Una vez más gracias por los buenos ratos, Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, que abdiquen. Esos no son magos ni son ná de ná. Jajajaja.
      Gracias a ti, Ramón; por pasarte por aquí y por comentar. Saludos.

      Eliminar
  9. Pasajes como "....Me levanté de la cama con sigilo. Pero resultó que sigilo era mucho más cobarde que yo, y enseguida corrió a esconderse debajo de la cama. Maldito traidor." y
    " ....–Disculpe, ¿puede hacerme usted un favor? –dije dirigiéndome a aquel tipo.
    –Sí, claro. ¿Qué deseas? –dijo él.
    –¿Puede decir: «Luke, yo soy tu padre»? –sugerí.
    –Sí, claro. Ejem...Luke, yo soy tu padre.
    –¡La leche! –exclamé.
    –¿Lo he hecho bien? –dijo Baltasar.
    ................
    –Un momento, no estarás pensando en tenerme toda la noche recitando fracesitas de Star Wars, ¿no? –se quejó Baltasar...."
    hacen memorable tu relato. Me he reído hasta decir basta.

    Me encanta como escribes, antes te mencioné lo qu me recuerdas a J. K. Toole o Cortazar en Instrucciones de cómo recuperar el pelo perdido , dar cuerda a un reloj, ,,,,hay otro autor finlandés que seguro habrás leído, Paasilina, El bosque de los zorros voladores es una joya tb del humor.
    Muchas gracias por las risas proporcionadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero, gracias a ti por las risas recibidas. Es un placer para un autor saber que lo que ha escrito ha conseguido provocar algo en el lector; sobre todo cuando ese "algo" es tan positivo y alentador como unas risas.
      No conocía a ese autor finlandés del que me hablas, Paasilina. Pero me lo apunto. Haré lo posible por hacerme con ese libro suyo que mencionas. Sólo por el título intuyo que encierra algo digno de ser leído y disfrutado. Gracias por la recomendación. Y muchas gracias por tus comentarios. La verdad, le alegran a uno el día.
      Un abrazo, Clara. Y gracias por tomarte la molestia no sólo de leer mis piezas, sino de tomarte tu tiempo para comentarlas.

      Eliminar
  10. No hay de qué, si hay algo que me gusta hacer es leer y ..escribir, así que las dos cosas me han proporcionado placer.
    Paasilina y en concreto, esa novela corta (por cierto, lo devoladores me lo saqué de la manga, mi cpu me traicionó), es una joya (me he leído otras dos de él y no logré que me llegaran tanto).Te lo recomiendo. Yo no hago más que comprarlo y cada vez que viene alguien a casa y mira libros para dejarle, se lo regalo.
    abrazo de nuevo y un placer todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, ¿puedo ir a tu casa para que me lo regales? Es broma. Voy a intentar pillar alguno de sus libros en la Biblioteca y, si consigue seducirme lo suficiente, me iré haciendo con el resto de su producción. Gracias por la recomendación. Por cierto, ¿has leído algo de Tom Sharpe? Si no lo has hecho, te recomiendo empezar por "Wilt". Es desternillante.

      Eliminar
  11. Otra cosa.. gracias a ti por contestar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero un privilegio el que alguien se tome la molestia de dejar un comentario en cualquiera de mis publicaciones, por lo mismo que considero un acto de justa correspondencia devolver esa gentileza dando cumplida respuesta a vuestros comentarios. Un placer.

      Eliminar
  12. Por supuesto que puedes. Avísame para comprarlo antes, lo regalé la última vez hace un par de meses y no me ha dado tiempo a reponerlo.
    Coge el d "el bosque de los zorros" primero, es el mejor d e los que yo he leído, el del molinero y otro que ahora no recuerdo el título no me sedujeron tanto.
    Sí, he leído "Wilt", pero no lo debí coger en un buen moemnto porque no lo recuerdo, lo leeré de nuevo.
    Gracias por recordármelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. A mandar. Yo que tú le daría otra oportunidad al bueno de Sharpe. Y si no consigue seducirte, te recomiendo algo infalible: "Cuentos sin plumas" de Woody Allen. El súmmum.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. De Woody Allen seguro que no habrá margen para la duda, y a Wllt le daré otra oportunidad.
    Por cierto, te invito a pasarte por mi blog o a escuchar alguna de mis canciones(a elegir: modelo cantautor o sudamericana), me temo que ninguno de los formatos artísticos se prestan echarse unas carcajadas. jjj
    Abrazo¡¡.

    ResponderEliminar