domingo, 26 de abril de 2015

¿CUMPLEAÑOS FELIZ?



Cuando eres hombre y pasas de los 40 los cumpleaños dejan de ser cumpleaños para convertirse en dolorosas sesiones de tortura china.
Tanto si estás a punto de cumplir los 40 como si no, te interesará leer esto.
Modo ironía: On.
Cumplir años, ¿no es algo maravilloso? Qué bonito momento para cualquiera de nosotros el vernos rodeados de familiares y amigos expectantes ante nuestra inminente proeza: soplar un montón de velitas encendidas perfectamente dispuestas sobre un enorme pastel de crema y nata. O de chocolate y nata. O de vainilla y caramelo. O de galleta y limón. ¿Y qué tal de turrón? Uhm, sí, tarta de turrón...arrrrg...
¿De qué os estaba hablando? Ah, sí, ya me acuerdo. Cumplir años.
Perdón.
Se apagan las luces y soplas las velitas. Empieza el espectáculo. Los presentes, inspirados por la ocasión, entonan el Cumpleaños feliz. O mejor, el Happy birthday. En inglés. O algo que se parece al inglés pero no. Wachi wachi (los que, como yo, chapurreáis el inglés de manera inmisericorde, seguro que me entendéis).
Aunque podría ser peor. Poneos en situación. Un restaurante concurrido, tu estómago repleto de ácidos intentando desintegrar la copiosa cena que te acabas de zampar, tu vejiga a punto de reventar después de cuatro cervezas y, cuando menos te lo esperas, se apagan las luces del local y, procedente del fondo, emerge la silueta de un camarero tirando de un carrito donde encima reposa un enorme pastel sembrado de velitas encendidas.
Y entonces, el dichoso Happy Birthday. En inglés. O algo que se parece al inglés pero no.


 (El resto de la entrada estará próximamente disponible en un libro que recogerá una selección de las mejores piezas de este blog)

19 comentarios:

  1. Si no fuera porque me he reído bastante con tu entrada, ya estaría llorando a moco tendido!! jajajaja. Qué negro lo pintas, Pedro, y lo peor de todo es que tienes razón. Yo hace ya tiempo que dejé atrás los 40, como la mayoría de mis amigos, y te aseguro que en todas las reuniones, antes o después, sale a relucir la lista de goteras e imposibilidades que el almanaque nos va regalando. Es como terapia de grupo, creo yo, para consolarnos unos a otros :P

    Si me guardas el secreto te doy la solución a este sentirse tan "regular" por el paso de los años... ¡¡échate amigos mayores que estén peor que tú!! jajajajaja.

    Muy diver, como siempre. Gracias por las risas, Pedro!!

    Un super abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juliette. No disimules, que ya sabemos que tienes 20 años. Que sepas que no está bien reírse de las personas mayores, como yo. :P
      Piensa que todo en mi relato está deliberadamente exagerado. Sólo así se consigue el efecto humorístico. Además, pasar hojas en el calendario también tiene sus ventajas. La primera y más importante: eso quiere decir que aún seguimos vivos. Y mientras hay vida hay esperanza. ¿O no? : )
      Celebremos pues el poder reírnos de esta absurdidad llamada vida.
      Un abrazo, amiga Juliette. Y feliz domingo. ; )

      Eliminar
  2. Yo tengo la sana costumbre de cumplir los años de uno en uno, así me parece cumplir menos cuando lo hago.
    Otra gran ventaja de hacerse mayor, que añado a las tuyas es la de que cuantos más sean los años que tengas en menor la memoria para recordar los que tienes,con lo cual miel sobre hojuelas de higuera.
    ¡Perdón! ¿De qué diantres estábamos hablando?
    Pedro eres grande, que no mayor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola, Francisco. Buena fórmula la tuya, Domingo. Procuraré tenerla en mente para ponerla en práctica. Si es que me acuerdo, claro. Porque esta cabecita mía, a cada año que pasa está peor. En fin Juan, que muchas gracias por la visita. Da gusto tener a gente como tú, Alfredo, siempre dispuesta a dejarse caer por aquí y comentar. Es de agradecer, Gerónimo. Un abrazo, Eduardo. Hasta la próxima, Bernardo. ; )
    Gracias. : ))

    ResponderEliminar
  4. Vaya, con la ilusión con la yo que cumplía años...Todo por tierra por tu culpa!! Caray, sí que estudias bien todo lo que acontece cuando vas entrando en años. Pero para que mentirte, pues claro que te vas dando cuenta de cómo esos añitos que vas "soplando" van pesando en nuestro cuerpo. Me quedo con el momento "cruzar la calle". Por un momento has formado parte de una película mental en mi cabeza y tú como protagonista con gesto acojonado por las sandeces que te decía el susodicho conductor! jajajaja. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naaaa, no me hagas caso. Es todo mentira. Además, ¿no has oído decir que los cuarenta de ahora son los nuevos treinta? Estamos hechos unos chavales. ¡Anda que no nos queda ná! Pero si estamos empezando a vivir, tío. Lo que yo te diga.
      Un abrazo, Jotapé. Chavalín. ; )

      Eliminar
  5. Ventajas, ventajas, pues no muchas pero sí hay una que, por lo menos, yo he experimentado aunque no cuando cumplí los 40 sino bastante después: que empiezas a pasar de muchas cosas que antes te agobiaban. Si no lo has sido de joven te vuelves pasota, te da igual lo que piensen de ti algunas personas.
    En fin, es por encontrar algo que te anime un poco.
    Dentro de poco, cumpliré 65 tacos y me voy a aplicar lo que decía mi padre (que falleció 4 meses antes de cumplir los 100): que estoy en la vejez de la juventud y en la juventud de la vejez. He dicho.
    Un abrazo, jovenazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, Josep. Si los dioses de la genética cumplen su papel, tienes muchas probabilidades de llegar a la misma edad que tu señor padre, o sea, a los 100. Serás un hombre centenario. Y eso son palabras mayores. Eso sí, ve preparándote para que los de la tele vayan a tu casa a hacerte el típico reportaje de "El hombre más viejo de España". Se te llenará la casa de extraños, incluso entre tu propia familia, y te inflarán a preguntas banales del tipo: ¿Qué se siente al cumplir los 100? ¿Qué recuerdos tiene del siglo XX? ¿Era Franco tan bajito como lo pintaban o era que los pintores de la época eran todos unos rojos y unos masones y lo odiaban?

      En cuanto a la ventaja que mencionas, me parece formidable. Un privilegio ganado a pulso. Está bien "pasar" de ciertas cosas que deberían resbalarnos desde mucho más jóvenes, pero que por temor a no encajar en la sociedad a la que pertenecemos no nos queda otra que apechugar con ellas. Llegar a cierta edad y poder decir lo que se piensa sin importarnos lo que piensen de nosotros, me parece COJONUDO. ¡Bravo por ti, Josep!
      Un abrazo, joven abuelete inminente. Ya verás los años que te va a quitar de encima tu nieto/a. Vas a rejuvenecer 25 años mínimo. Y yo me alegraré por ello. : )

      Eliminar
  6. Jajaja, me has hecho reír de veras. Me ha gustado mucho, y eso que soy una persona q la que le encanta cumplir años, me encanta soplar las velas y decir que soy un año más vieja. Otra de las ventajas es que cumplir años te recuerda que estás vivo, si no lo estuvieras no podrías cumplirlos. Y aunque en las películas nos enseñan eternos adolescentes convertidos en vampiros. Me alegro muy mucho haber pasado esa época. Esa es otra de las ventajas. No esta mal cumplir años, sobre todo si tienes amigos contigo que son capaces de superar el ridículo de que la gente oiga sus desafinadas voces para darte un pequeño homenaje. Otra ventaja. En fin, como ya te he dicho, me encanta cumplir años, y pienso que cada persona debería librar en el trabajo el día de su cumpleaños. Si algún día me hago política, lo propondré. Y así podréis votarme. Prometo y prometeré... Jijiji. Un besillo. Me ha encantado, como siempre me regalas un momento de risas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María. Cumplir años no está tan mal. Lo malo es no cumplirlos. Eso significaría una de estas dos cosas: o que estás muerto o que eres Ana Obregón. Y en ambos casos, estás jodido. Eso seguro. Jajajaja.
      Lo importante es tener salud, y buen humor. : ))
      Gracias por pasarte por aquí, María. Celebro haberte hecho reír un ratito. Un abrazo. ; )

      Eliminar
  7. Yo estoy contigo. Lo de cunmplir años es una putada salvo por lo de que te puedas partir de la risa escuchando el desafinado cumpleaños feliz en inglés o no. Jamás he podido encarar alguno de los tonos en los que la gente se empeña en cantar esta horripilante canción, fea donde las haya.... A mí me gusta más, dónde va a parar, " feliz, feliz en tu día, amiguito que dios te bendiga, que reine la paz en tu díaaaa y que cuuuuumplas muuuuuchos máaaaaas....

    un besote con abrazo estrujao¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Yo me hice esta poesía pa mi cumple de 2014. La comparto contigo, si tú quieres. MUACKK

    UN AÑO MÁS:
    La edad es un dulce pesar
    que hay que llevar con entereza,
    con gracia en el cuerpo
    y humor en la cabeza,

    Una primavera que trae flores,
    un otoño que las adelgaza,
    un invierno que siembra,
    y un verano que regala
    tiempo de placer con los tuyos,
    y calor que templa el alma.

    Hoy cumplo cuarenta y algo,
    el número final no importa,
    será si el universo lo quiere,
    el principio de otro tiempo y
    el caminar de otro año.


    Clara Serrano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin palabras. Me has dejado sin palabras, Clara. ; )

      Eliminar
  9. Buena entrada, como siempre, me he reído. Sobre ella te diré que es porque no nos adaptamos y produce inquietud, a ver si me explico bien, esto va en función a la media de vida, si la media está en los 80 ya la hemos liado porque estamos a la mitad, al margen de que todos tenemos que ser jóvenes y guapos socialmente, todos tenemos miedo a morir aunque haya quien diga que no, porque es el final de todo y sin saber si lo que hay detrás es mejor o peor, o nada. Nuestro cerebro se encarga de todo eso y mucho más. Lo mejor creo que es no hacerle caso a los años, por experiencia y por consuelo, nunca he estado mejor, jeje. Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laura. Gracias por la visita. Y por todos esos maravillosos comentarios que me has hecho llegar a cada nueva publicación mía. Te diré que el mejor antídoto contra el paso del tiempo es el sentido del humor. No hay nada que pueda hacernos daño si somos capaces de reírnos de ello. La vida, la existencia en sí, encierra un gran misterio que ni las mentes más avanzadas de la Historia ha conseguido descifrar aún. Tal vez algún día lo consigan, pero yo ya no estaré aquí. Así que, a falta de otra cosa mejor a la que agarrarme, seguiré usando mi sentido del humor para alimentar mi esperanza. Tu método tampoco está nada mal: ignorar a los años. Me lo apunto. : )
      Muchas gracias, Laura. Besos y feliz semana para ti también. Por cierto, mi blog también te manda recuerdos. ; )

      Eliminar
  10. Estoy de acuerdo contigo, lo mejor es reírse de todo y tirar hacia adelante, aunque con tu comentario has tirado por tierra años de estudio y carrera. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Respuestas
    1. Muchas gracias, Paola. Gracias por la visita. Un abrazo. : )

      Eliminar