sábado, 28 de febrero de 2015

SACRIFICIO HUMANO


Alguien tenía que hacerlo y le tocó a él. No era tonto. Sabía que el sorteo había sido amañado. Pero no quería quedar como un cobarde delante de todos. Así que asumió el reto y decidió seguir adelante con el plan establecido.
Según habían acordado los hombres notables del pueblo, Klausmann debía adentrarse en la espesura del bosque hasta llegar a la cordillera del Rack. Desde allí divisaría la Montaña Oscura. Siguiendo un camino que bordea la montaña acabaría por encontrar la entrada a una gruta. La gruta le conduciría a la guarida del dragón. A partir de aquí debía enfrentarse al temido Rattness, el dragón de mil ojos y cara de simplón.
Klausmann llegó al final de la gruta. Allí, sentado a una gran mesa de recia madera, halló al temido dragón.
¿Quién eres? –dijo el dragón.
Mi nombre es Klausmann.
Vale. Tú eres Klausmann. ¿Y los otros novecientos noventa y nueve?
Klausmann miró en todas direcciones.
Yo no veo a nadie más –dijo.
¿Estás seguro?
Sí, claro. ¿Por qué iba a mentirle?
Por fastidiarme, por hacerme dudar, por burlarte de mi; o simplemente por joder. 

(El resto de la entrada estará próximamente disponible en formato e-book en un libro que recogerá una selección de las mejores piezas de este blog)

  

miércoles, 25 de febrero de 2015

A VUELTAS CON LOS PREMIOS 20 BLOGS



¡¡¿Cómo están ustedes?!!
Sí, ya sé, me parezco a los payasos de la tele: Gabi, Fofó y Miliki, allá por la década de los 70.
Aguardad un segundo a que me quite el disfraz de payaso y la nariz postiza y enseguida estoy de vuelta.
Un segundo.
Ya.

Aquí estoy de nuevo para anunciaros a todos que apenas faltan 5 días para que acabe el plazo de votaciones de los Premios 20 Blogs organizados por el periódico 20Minutos, al cual, como ya sabéis, nos hemos presentado yo y mi blog.
Y dale. Mi blog y yo, joder.
¿Qué?
Se dice mi blog y yo. A ver si espabilamos, tío. Que ya tienes una edad. ¿Y tú quieres ser escritor?
Yo YA soy escritor.
Lo que tú digas. Bueno, de qué va este rollo.
Pues va de informar a mis lectores que mi blog ha obtenido hasta el momento un total de 10 votos en la página del periódico 20Minutos.
¿10 votos? ¿10 míseros votos?
Hombre, yo no diría eso. Al contrario. Les estoy muy agradecido a esos 10 votantes por haberse tomado la molestia de darse de alta como usuario del periódico 20Minutos y haber dado su voto a nuestro blog.
A ver, y esos 10 votos, ¿en qué lugar nos sitúa de cara al concurso?
En el puesto 500 de 7.221 blogs presentados. No está mal, ¿eh?
¿En el puesto 500? ¿Y eso te parece motivo de orgullo? Serás gilipollas.
No insultes. Porque si nos ponemos faltones...
¿Qué vas a decir, a ver? ¿Qué soy un blog de mierda? Pues dilo. Anda. Dime que soy un blog de mierda.
No puedo. Eso sería como tirar piedras sobre mi propio tejado.
Veo que lo vas entendiendo. Te tengo pillado. En fin, vamos a lo que vamos. ¿No piensas solicitar el voto a aquellos de tus lectores que aún no hayan votado? 10 votos me parecen insuficientes si quieres entrar en la final.
Me da cosa. Ya sabes lo cortado que soy.
Sí. Cortado con leche, no te jode. A ver si espabilas, coño. De seguir así te vas a comer los mocos. Apártate a un lado, déjame a mí.
¿Qué vas a hacer?
Echarle morro. Así es como se sacan los proyectos adelante. Con decisión.
Pero...
¡Aparta, coño!
Vale.
A ver, señores. Les ruego un minuto de su preciado tiempo. Aquí mi amigo, el pringado, necesita de su ayuda. ¿Ven ustedes el logo ese que está en el margen derecho del blog, justo debajo del careto de este menda lerenda? Sí, exacto, donde pone Premios 20 Blogs. Un botón exactamente igual a este que les voy a reproducir a continuación:


http://lablogoteca.20minutos.es/absurdamente-49455/0/

¿Lo ven? Perfecto. Pues si pican ustedes encima con el puntero del ratón el enlace les llevará directamente a la página para votar a este blog que les habla, ABSURDAMENTE, en la categoría de HUMOR.
De verdad, será cosa de 5 minutos. Incluso menos si están ustedes puestos en esto de la informática. Tampoco hace falta ser Steve Jobs para completar el formulario.
Luego, una vez dados de alta como usuarios de 20Minutos, pueden votar por el blog. Si lo hacen ya verán ustedes lo bien que les va a hacer sentir eso. Y hasta dormirán mejor esta noche. Garantizado. Y encima es gratis. Bueno, ¿qué me dicen? ¿Hay trato?
Gracias.
¿Ves como no es tan difícil? Si es que...
La verdad, no sé qué haría sin ti.
Comerte la mierda. Eso es lo que harías.
Ya vale.
Bueno, te dejo; que aún tengo muchas cosas que hacer.
¿Cosas? ¿Qué cosas?
Cosas íntimas.
¿Cosas íntimas? ¿tú?
Sí. Yo. ¿Qué pasa?
¿Y qué cosas íntimas puedes hacer tú?
¿Quieres saberlo? Está bien. Te lo diré. He quedado con un blog erótico. ¿Contento?
No jodas.
Eso es precisamente lo que pretendo. Y ahora, si me disculpas.
La madre que lo parió...


sábado, 21 de febrero de 2015

SALA DE ESPERA



Detesto ir a la consulta del médico. Y no es porque el pobre hombre me haya hecho algo malo. Es cierto que no es muy simpático, ni muy cercano, y que su caligrafía recuerda en exceso a los garabatos de un niño de tres años. Si detesto ir a la consulta del médico no es por él, sino por la fauna que allí se congrega; en su mayoría gente mayor ociosa que acuden al médico a pasar el rato, a quejarse en público y a competir entre ellos por ver quién está peor de lo suyo.
Así que allí estaba yo, a mi pesar, en la sala de espera de mi médico de cabecera.
Siempre que voy a alguno de estos sitios me suelo comportar como un Terminator de andar por casa. Lo primero que suelo hacer es escanear al personal. Y en aquella ocasión en particular esto fue lo que me encontré:

SUJETO 1. Varón. 60-65 años. Gorra de jubilado, camisa de jubilado, jersey de jubilado, pantalón de jubilado, zapatillas de felpa de andar por casa de jubilado, bastón de jubilado, gafas de jubilado, audífono de jubilado, tos de jubilado. Le preguntaré para asegurarme.
Disculpe, ¿está usted jubilado?
¿Mande?
Digo que si está usted jubilado –repregunto alzando la voz.
Sí, señor, sí. Jubilado.
Confirmado. Se trata de un jubilado.



(El resto de la entrada estará próximamente disponible en formato e-book en un libro que recogerá una selección de las mejores piezas de este blog)


miércoles, 18 de febrero de 2015

PREMIO BLACK WOLF BLOGGER AWARD



Vale, no os asustéis por el lobo. A pesar de su amenazador aspecto, en el fondo es un buen bicho. Veréis, esta semana ha ocurrido algo excepcional. Yo y mi blog...
Ejem.
Qué.
Mi blog y yo.
¿Qué?
Se dice “mi blog y yo”, y no “yo y mi blog”. Vamos tío, eso es de primaria. ¿Recuerdas a aquella profesora de lengua que tenías que siempre decía: “El burro delante para que no se espante”?
Sí. La recuerdo. Era una mujer adorable. Y sí, tienes razón. La forma correcta de decirlo es “mi blog y yo”.
¿Entonces? Ah, ya entiendo. No quieres que yo vaya delante para no acaparar toda la atención.
El hecho de que tú vayas delante no quiere decir nada. Al fin y al cabo yo soy el verdadero artífice de este invento.
¿Perdona?
Oh, vamos. No irás a decirme que te adjudicas algún mérito en ésto. Yo soy el que crea todas esas historias que aparecen en el blog. Aunque no lo creas trabajo muy duro para sacar adelante todas esas historias. Algunas llevan detrás muchos meses de duro trabajo.
¿Y yo qué? Sin mí no tendrías una plataforma desde la que dirigirte a todos tus lectores. Si tú eres el creador del mensaje yo soy el mensajero. Sin mi concurso no serías más que uno de esos tipos que escribe cosas sin que nadie las lea. Uno de tantos.
¿Sabes qué? No vamos a discutir sobre qué fue primero, si el huevo o la gallina.
Pues claro que no. La cosa está clara. Primero fue el huevo.
¡Venga ya! ¿En serio? ¿Y cómo es que estás tan seguro de eso?
Pura lógica. Una gallina no va a salir así, de la nada.
Ah, ¿y un huevo sí que puede salir de la nada?
Sí. Sobre todo si tienes unos calzoncillos de pata ancha. Les pasa a muchos tíos. Por eso en los gimnasios recomiendan usar mallas deportivas o pantalones de chándal, para evitar ese tipo de accidentes.
Lo que tú digas. Oye, ¿me dejas continuar con el asunto del post de hoy?
Continúa, continúa...
Gracias. Pues eso, que este humilde blog y su humilde propietario han sido distinguidos con el PREMIO BLACK WOLF BLOGGER AWARD otorgado por Julia C., Felipe Rodríguez y María Diz. El citado premio es una especie de reconocimiento entre bloggers, lo cual es de agradecer. Además de la nominación hay un premio en metálico, que asciende a la cantidad de 50.000 euros. Obviamente, al haber sido nominado por tres diferentes bloggers voy a recibir un total de 150.000 euros, que me vendrán muy bien para pagarme unas clases de escritura creativa, que buena falta me hacen.
Un momento, ¿y qué hay de lo mío?
Cómo lo tuyo.
Sí. Lo mío. Mi parte de los 150.000 euros. ¿O es que te lo piensas pulir tú solo?
Hombre...
Blog, si no te importa.
Blog, yo pienso que...
Ah, pero, ¿tú piensas?
Vale. Te propongo un trato. Te doy un tercio del premio: 50.000 euros. ¿Te parece bien?
Cojonudo. Ingrésamelo en mi cuenta de las Islas Caimán.
¿Tienes una cuenta en las Islas Caimán?
Pues claro. ¿No ves que los blogs no podemos tributar? No somos personas físicas, somos entes incorpóreos. ¡Ni siquiera podemos darnos de alta en la Seguridad Social!
Vale. Luego me das el número de cuenta. Ahora tengo que seguir con esto del premio.
Ok. Pero no te olvides luego de hacer el ingreso. Que estas cosas se enfrían y luego pasa lo que pasa.
¿Me dejas seguir?
Siga usted.
Gracias. ¿Por dónde iba? Ah, sí, el PREMIO BLACK WOLF BLOGGER AWARD. De acuerdo. Las normas para la aceptación del premio –y la pasta, no lo olvidemos–, son las siguientes:
Pegar en lugar visible del blog la imagen del premio.
Escribir y publicar lo que sientas, lo que te motiva este premio, y agradecer públicamente a quien te nominó.
Nominar a 15 blogs para el premio.
Notificárselo a sus autores.

A raíz de este premio he decidido hacer algo que debí haber hecho hace tiempo: habilitar una página donde reflejar los distintos premios concedidos a este blog. Dicha página la tenéis justo debajo de la cabecera del blog, en una sección titulada PREMIOS.
¿Qué siento al recibir este premio? Agradecimiento, orgullo, satisfacción, ilusión, energía, reconocimiento, aprecio, emoción, motivación, apoyo. Por todo ello, quiero dar las gracias una vez más a los artífices de esta nominación: Julia C., Felipe Rodríguez y María Diz.
Y mis nominados son...tachán tachán...(esperad a que abra el sobre. A ver, ¡anda, qué guay!). Allá van los 15 (por orden alfabético):

Benjamin J. Green Jordan http://www.libresrelatos.com

Enhorabuena a los nominados.
 
En fin, esto es todo amigos. Gracias por vuestra atención y hasta la próxima.
No te olvides del ingreso.
Vete a la mierda.
A que me fundo en negro.
Capullo.
Gilipollas.

sábado, 14 de febrero de 2015

MI NUEVO RELOJ DE PULSERA



Quería aquel reloj. Lo quería más que ninguna otra cosa en el mundo. Así que me lo compré.
Fue una insensatez, lo reconozco. Con la que está cayendo y yo gastándome el sueldo de un año en un maldito reloj de pulsera. Sin embargo, ¡qué reloj! Aún sigo pensando que ha merecido la pena la inversión.
Visualmente es precioso. El cristal está construido con un material especial a prueba de balas, por si a algún chalado tipo Mark Chapman le diese por “matar el tiempo”.
La configuración del reloj supera en complejidad al modelo Franck Muller Aeternitas Mega 4, considerado por los expertos en relojería de alta gama como «el reloj más complejo y sofisticado del mundo». De hecho, esta casa de relojes suiza no duda en autodenominarse Master of Complications, es decir, Maestros de la Complejidad. Tanto es así que podrían competir en complejidad con el cerebro de una novia común, con todo lo que ello implica.

(El resto de la entrada estará próximamente disponible en formato e-book en un libro que recogerá una selección de las mejores piezas de este blog)

 

martes, 10 de febrero de 2015

LA PELÍCULA DE SU VIDA



En los 30 segundos previos a su propia muerte, a Jebson Jacobs se le pasó ante sus ojos un resumen de su vida en forma de película. Teniendo en cuenta que de esos 30 segundos casi la mitad del tiempo consistió en la visualización de tráilers de las vidas de otros tíos en su misma situación, desde luego no podría decirse que la vida de Jebson Jacobs hubiese sido demasiado interesante.


domingo, 8 de febrero de 2015

LA CHICA DE LA CURVA




Era noche cerrada y yo iba solo en aquel coche de alquiler. Llevaba cerca de dos horas conduciendo. Me sentía fatigado y con la mente dispersa. Me costaba concentrarme en la carretera. Mis pensamientos iban y venían en un deambular constante, como una de esas novias indecisas que no saben si se van o se quedan y que acaban volviéndote loco con tanta indecisión.
Como digo era de noche, y la visibilidad en aquella carretera era prácticamente nula. Ni siquiera tenía muy claro de por dónde andaba transitando, pues aquel coche carecía de GPS. Hacía ya bastante rato que había dejado atrás la última señalización y, por lo que intuía, aún me quedaban un par de horas más de trayecto hasta llegar a mi destino.
La fatiga hacía que se me cerrasen los párpados, dos, tres segundos máximo; lo suficiente como para dar pequeños bandazos con el volante y retomar el control.
En una de éstas noté que ya no iba solo en el coche, que alguien más viajaba conmigo.
¿No crees que vas demasiado deprisa?
Miré a mi derecha, y entonces la vi. Era una chica, de unos 24 ó 25 años. Vestía completamente de blanco. Sus ropas estaban viejas y desgastadas. Sus cabellos lucían sueltos y despeinados, con mechones rebeldes que le caían por el rostro. Su piel era blanquecina y luminosa, extrañamente fluorescente.
Pegué un volantazo.
¡Joder! –exclamé.
Mira a la carretera –dijo ella.
¿Qué?
¡Que mires a la carretera, coño! –gritó mi acompañante.
Giré el cuello y volví a depositar mi vista en la carretera.
¿Quién es usted? –grité preso del pánico–. ¿Y cómo ha entrado aquí, en mi coche?
¿A qué pregunta quieres que te responda primero? ¿A la primera o a la segunda?
¿Me puede repetir la primera pregunta? –dije, pues, nervioso como estaba, me sentía incapaz de recordar mis propias palabras.
Tu primera pregunta tenía que ver con quién soy –dijo ella.
Ah, sí. Tienes razón. Disculpa. ¡¡¿Quién cojones eres tú?!!
Soy la chica de la curva –dijo ella. Su voz sonaba extrañamente serena en contraposición a la mía, más próxima a la histeria. 

(El resto de la entrada estará próximamente disponible en formato e-book en un libro que recogerá una selección de las mejores piezas de este blog)

  

viernes, 6 de febrero de 2015

IX EDICIÓN 20 BLOGS


Iré al meollo del asunto. Disculpadme un segundo.
¡Taxi!
¿Sí?
¿Podría llevarme usted al meollo del asunto?
Sí, claro. Suba.
Gracias.
Así que el taxista me llevó al meollo del asunto. Una vez allí hice lo que tenía que hacer y, cuando acabé, volví a casa, a mi escritorio; encendí el ordenador y me puse a escribir esta entrada que ahora mismo estás leyendo.

Ya está. Lo he hecho. Me he presentado al PREMIO 20 BLOGS que cada año organiza el periódico 20 MINUTOS, y que este año va por su IX EDICIÓN (para aquellos que no sepan leer los números romanos decirles que...venga ya, ¿me vais a decir en serio que no sabéis leer los números romanos? ¿Y cómo os lo montáis para saber en qué año se ha hecho tal o cual película o serie de TV al leer los títulos de crédito? Da igual. Os ayudaré. “IX” significa “9”. De nada).

¿En qué consiste este premio?
Muy sencillo. El periódico 20 MINUTOS organiza cada año un concurso para elegir de entre todos los blogs que concurran al mismo el que, a juicio del jurado, consideren el mejor blog del año. Para ello se tendrán en cuenta los siguientes factores:
Calidad literaria
Actualización
Comunidad creada en el blog
Adaptación a las posibilidades del medio blog
Número de votos en el concurso
Diseño y originalidad

Y éstos son los distintos premios que se concederán una vez finalizado el periodo de votación:
Mejor blog 2014: Elegido a juicio del jurado de entre todas las categorías.
Mejor blog de cada categoría: Hay 20 categorías. Yo he inscrito el mío en la categoría Humor.
Mejor blog por votación popular: Elegido por el número de votos obtenidos de entre los usuarios registrados en 20minutos.es
Y esto, ¿en qué os afecta a vosotros?
En principio en nada. Es decir, voy a seguir publicando entradas en el blog tal y como he venido haciendo hasta ahora. Quizás, y por aquello del concurso, aproveche para rescatar algunas piezas del baúl de los recuerdos, ya que una de las cosas que más se tendrán en cuenta a la hora de las valoraciones por parte del jurado será la asiduidad en las publicaciones.

Oye, ¿y por qué nos cuentas todo esto?
Vale. Me habéis pillado. Necesito de vuestra ayuda. Quisiera pediros que, si os gusta mi blog, votéis por él de cara al concurso. ¿Cómo? Muy sencillo. Para ello primero tendrás que darte de alta como usuario de 20 MINUTOS, acceder luego al enlace que tenéis justo en el margen derecho de esta página y que os llevará directamente a mi ficha en el directorio de la Blogosfera y votar por mi blog (también podréis dejar comentarios si os apetece hacerlo). Cada usuario sólo podrá votar a un único blog por categoría. Como ya he dicho antes, yo he decidido inscribir mi blog en la categoría de HUMOR. El periodo de votaciones será del 6 de febrero al 2 de marzo de 2015.
Para inscribirse como usuario de 20 MINUTOS pinchad en el siguiente enlace:

Así que se trataba de eso, ¿eh?
Pues sí. De eso mismo se trataba. Pero oye, no estáis obligados a nada. Si no os apetece complicaros la vida podéis dejarlo correr. No os guardaré rencor por ello. De hecho, hace tiempo que ya no puedo guardar nada en casa; problemas de espacio. Así que...

En fin, tanto si me votáis como si no, aprovecho para agradeceros el que cada semana os hayáis estado pasando por aquí a leer lo que escribo. Thank you.

Eso es to, eso es to, eso es todo amigos...