sábado, 31 de octubre de 2015

¿HALLOWEEN? ¡Y UNA LECHE!



Transilvania. 31 de octubre de 2014. Noche de Difuntos.
Cerca de Braşov, en Transilvania, ubicado en lo alto de una colina, se levanta una imponente fortaleza medieval que lleva por nombre Castillo de Bran. Esta construcción es mundialmente conocida por ser el hogar del mismísimo conde Drácula, quien reside allí desde 1476. Imaginaos lo que puede llevar pagado este hombre en concepto de Impuesto Sobre Bienes e Inmuebles. Una fortuna.
Conviene precisar que la imagen del auténtico conde Drácula difiere bastante del imaginario popular. Siempre que uno piensa en Drácula lo hace proyectando mentalmente la imagen de un tipo alto, delgado, de aspecto seductor y distinguido, poblada cabellera de sienes plateadas peinada hacia atrás y vozarrón imponente. Es decir, que imaginamos la versión Drácula de Christopher Lee en las producciones de la Hammer.
Sin embargo, la realidad es bien distinta.
El auténtico Drácula es más bien bajito —apenas mide un metro cincuenta y dos de altura—, pesa alrededor de los noventa kilos, y en vez de una poblada cabellera de sienes plateadas luce una brillante calva rodeada de una ensortijada melena circundante. O sea, que en vez de un Drácula a lo Christopher Lee tenemos a uno tipo Danny DeVito.
Pero aún hay más.
Hasta tal punto el Drácula real es tan diferente al estereotipo comúnmente aceptado, que ni siquiera en lo relativo a su personalidad o cualidades físicas guarda un parecido razonable con el aristocrático personaje interpretado por Mr. Lee. El Drácula real es más bien zafio, grosero, torpe e incompetente, y con una clara tendencia al aislamiento social y a perder los estribos cuando se siente superado por las circunstancias.
Resumiendo, que el Drácula real es un soltero impenitente de baja estatura, gordo, medio calvo, de mal carácter y con casi seiscientos años a sus espaldas. Es decir, lo que viene siendo una mierda de tío.

(El resto de la entrada estará próximamente disponible a la venta en un nuevo libro recopilatorio de la colección ABSURDAMENTE).


miércoles, 28 de octubre de 2015

ABSURDAMENTE EN EXCENTRYA



Mi buen amigo Jaume Vicent Bernat ha tenido a bien invitarme a su blog EXCENTRYA a hablar de mi primer libro de relatos.
Si queréis saber un poco más de mi libro, pasaos por su blog y echad un vistazo.
Aquí os dejo el link:

Gracias, Jaume. 


 

sábado, 24 de octubre de 2015

RECONOCIMIENTOS AHÍNCO



El señor Oscar Ryan, administrador y propietario del blog Mi pequeña biblioteca, ha creado un nuevo premio bloguero.
«¿Y por qué llamo señor al bueno de Oscar?», preguntaréis alguno. Os lo diré.
Primero: ¿Habéis visto las fotos de su perfil en Google Plus? Hacedlo, por favor. Es pura elegancia. Y estilo. Encima en todas las fotos de su perfil luce traje impecable y corbata, e, incluso, sombrero de ala ancha.
Segundo: Precisamente en una de esas fotos, se le ve posando junto a la estrella de “La voz”, es decir, el único e inigualable Frank Sinatra. Así que un respeto, por favor.
Y tercero: ¿Por qué no puedo llamarle señor? ¿Acaso os ha hecho algo el hombre? Pues eso.

El premio creado por Oscar se llama Reconocimientos Ahínco, y, según palabras de su creador, su finalidad es la de testimoniar que el autor del blog premiado se dedica con ardor al trabajo de creación literaria.
Según sus propias palabras, Oscar define de esta manera el porqué del citado nombre: «Decidí denominarlo Reconocimientos Ahínco, debido a que “Ahínco” me parece una bonita palabra en nuestra lengua para describir las ganas y el esfuerzo. También quería huir de nombres tan comunes en este tipo de premios tipo “Brown Tiger” “Best Writer” “The one and only”…Etc.».

La ganadora de la primera edición de este premio ha resultado ser María Campra Peláez, más conocida en la comunidad bloguera de Relatos Extraordinarios como ESCRITORA MAMÁ, que, aparte de su nombre artístico, es el nombre del blog que ella misma administra.
Y entre los cinco nominados por ella, María ha tenido a bien premiar a este blog y, por extensión, a quien esto os escribe. Así pues: ¡gracias, María! : )
Entre las normas de aceptación del premio, se encuentran las siguientes cláusulas:

Agradecer públicamente a la persona que te ha nominado.
Nominar a cinco blogueros que reúnan las condiciones citadas en la descripción del premio.
Notificar a tus nominados.
Situar el logo en tu blog.
Explicar por qué sientes la necesidad de compartir tus escritos.

Y éstos son mis nominados y/o premiados (como siempre, lo hago por orden alfabético):

A BOCA DE JARRO de MARIA PAZ “FER”
Como ella misma se define en su blog, María es una «mujer sensible y pensante, esposa y madre, del siglo XXI». Apasionada de la literatura, María cultiva casi todos los géneros literarios: desde la poesía hasta los cuentos y relatos. Y lo hace muy bien, además.
APÓCRIFOS Y COMPULSIVOS de RAGNAR LOTHBROK
Ragnar —cuyo nombre de pila no diré para no desvelar al librero que se esconde tras semejante seudónimo—, debe su nombre a un rey vikingo que reinó en el siglo IX. Ignoro si su espíritu anida en nuestro querido librero. Pero yo, por si acaso, seguiré tratándolo con reverencial respeto, no vaya a ser que le dé por liderar a una horda de los suyos contra mi blog y lo acabe arrasando todo a su paso.
A Ragnar lo que mejor se le da es el micro y el relato breve. Supongo que como buen librero que es, procura respetar al máximo esa vieja sentencia de Baltasar Gracián que reza: «Lo bueno, si breve, dos veces bueno».
MI MAYOR ENEMIGO SOY YO MISMO de LUIS MARIANO GÓMEZ PASCUAL
De Luís Mariano hay dos cosas que me acojonan un poco. La primera, que algunas de las cosas que escribe me suelen inquietar bastante, ya que le gusta escarbar en los aspectos psicológicos del ser humano, y no siempre para dejarlo en buen lugar. Y la segunda, que entre sus habilidades se encuentran la de leer la mente. ¿A que acojona? Uff.
PAMPIROLADAS de SOLEDAD GUTIÉRREZ
Dotada de un sentido del humor y una ironía que despliega en la mayoría de sus textos, Soledad se ha ganado en muy poco tiempo el aprecio y el reconocimiento de muchos blogueros que ven en sus letras un aire fresco y divertido. A propósito, ¿puedo hablar de mi libro, Sole? ; )
RINCÓN CREATIVO de EDGAR K. YERA
Al bueno de Edgar le encanta escribir sobre el lado más oscuro de la condición humana. No sé si el trabajar en un hospital le influye en ello o no, aunque sí que puedo decir que para nada se corresponde lo que escribe con la imagen que tengo de él: un tipo atento, cercano, apasionado y locamente enamorado de su familia, a la que adora.

Enhorabuena a los premiados.

Ah, se me olvidaba. Uno de los requisitos de aceptación del premio consistía en responder a la siguiente pregunta: ¿Por qué sientes la necesidad de compartir tus escritos? Pues allá va:
«Lo diré abiertamente y sin tapujos: me veo obligado a compartir mis escritos por mi blog, que insiste en ello. No queráis saber lo pesado que se pone a veces. Menudo pieza mi blog. Todo un personaje, ya os lo digo yo”.

Bueno, os dejo que tengo que acomodar el premio en mi estantería.

Un abrazo.


sábado, 17 de octubre de 2015

UNA CONFESIÓN EMBARAZOSA

Foto: Huffington Post

El reloj-despertador sobre la mesilla de noche marcaba las 9:35 pm de un martes cualquiera. Walter Prey y su mujer Alice estaban en la cama. Si bien en los físico apenas les separaban unos pocos centímetros, en lo mental y afectivo mediaba un abismo entre ambos.
Walter, concentrado, sostenía uno de esos libros de crucigramas que tanto le gustaba completar en lo que él solía denominar su «tiempo para mí».
Alice, por su parte, permanecía con los brazos en jarra, la espalda apoyada en la almohada y la mirada fija en el pequeño televisor que el matrimonio tenía instalado en el dormitorio. A pesar de mirar fijamente la pantalla del televisor, la mente de Alice divagaba a kilómetros de distancia de allí.
Alice estaba nerviosa. Debía anunciar algo importante a su marido, pero no sabía cómo hacerlo. Normal. Lo que Alice rumiaba en silencio amenazaba con llevar a su matrimonio a un punto de no retorno.
Al final, tras darle más vueltas al asunto que una noria sin frenos, Alice decidió ir directa al grano. Resuelta, apagó la tele con el mando a distancia.
¿Walter?
Uhm —dejó caer el marido sin apartar la vista del crucigrama que estaba completando.
Estoy embarazada.
¿Embarazada? Ah, bien. Estupendo —respondió Walter con aire ausente, concentrado como estaba en la definición del 2 horizontal de su crucigrama: «Zorro del desierto, mamífero carnívoro cánido».
Alice tenía dos opciones: o arrebatarle con furia el dichoso cuaderno de crucigramas a su marido, golpearle con él y desatar la madre de todas las discusiones, o contar hasta diez, mantener la calma y volver a intentarlo manteniendo el tono suave y distendido.
Se decantó por la segunda opción.
¿Has oído lo que he dicho? —insistió.
¡Fénec! —exclamó Walter, inmerso en «su mundo».
¿Qué coño es fénec? —dijo Alice, que ya iba notando cómo se le empezaba a hervir la sangre.


(El resto de la entrada estará próximamente disponible a la venta en un nuevo libro recopilatorio de la colección ABSURDAMENTE).


viernes, 16 de octubre de 2015

GRACIAS, EVA MERCADER



Permitidme que os hable de Eva Mercader, lectora y amiga de este blog. A Eva podéis encontrarla en el siguiente blog que ella administra:

La Ciudad Esmeralda: http://www.laciudadesmeralda.es

Os recomiendo que le echéis un vistazo a su sección Acerca de este blog, donde Eva habla de sus motivaciones personales a la hora de crear su pequeño universo y de compartir con sus lectores sus consejos para no perder ese niño que todos llevamos dentro.
Además del blog, Eva es moderadora de la Comunidad de Google Plus EDUPSIQUE.

Eva y yo nos conocimos hace unos meses a raíz de un comentario que dejó en una de mis publicaciones en G+ a propósito de uno de mis relatos. Recuerdo muy bien aquel comentario suyo porque, sin conocernos de nada, me hablaba como si nos conociésemos de toda la vida.
Y es que Eva es de esa clase de personas que caen bien a la primera. Derrocha optimismo, es muy espontánea y vital, y transmite unas ganas locas de comerse la vida a bocados.
A partir de aquel primer contacto, comenzamos a leernos en nuestros respectivos blogs, y a construir una bonita relación de amistad cibernética.
Cuando anuncié en el blog la puesta a la venta de mi primer libro de relatos ABSURDAMENTE Antología del absurdo Vol. I, Eva se mostró entusiasmada con la idea, y, a los pocos días, me envió un mensaje privado: «Nene, ve reservándome el mío».

Hace unos días, Eva me hizo llegar sus impresiones acerca del libro. Y hoy, con su permiso, me permito reproducir esas impresiones.

«En 1989 una niña de 11 años observaba boquiabierta ante su televisor la caída del muro de Berlín, al mismo tiempo que un “perjudicadísimo” Fernando Arrabal anunciaba la llegada del “milenarismo”.
En 1994, esa misma niña, ya adolescente, lloraba frente al mismo televisor la muerte de Kurt Cobain.
En 2003, la misma jovencita se frotaba los ojos ante el televisor al ver a un iracundo Paco Umbral exigiendo a Mercedes Milá hablar de su libro.
En el año 2010, la asombrosamente joven mujer celebra frente al televisor la ansiada Copa del Mundo conseguida por la Selección Española de Fútbol en Sudáfrica, mientras por otro lado llora sin consuelo la muerte del Pulpo Paul.
En 2015, una mujer cansada apaga la tele y resopla: ¡Pa’bernos matao!
En el verano de 2015, el libro de Pedro Fabelo cayó en mis manos provocándome un esguince en la muñeca izquierda. No lo demandé porque, después de hurgar en sus finanzas, descubrí que estaba más pelado que Francis Ford Coppola después de filmar Apocalypse Now. Así que decidí pagar por su libro.
Después de leer esta primera aventura literaria de mi BUEN AMIGO Pedro Fabelo (tengo la corazonada de que se va a hacer muy rico y famoso), quise demandarle de nuevo. ¿Por qué? A saber: horas perdidas de piscina y playa enganchada a las interesantes historias, reír como una loca en lugares públicos haciendo el ridículo ante toda la parroquia, ¡ah!, y agujetas abdominales por quedarme doblada de la risa durante la lectura. La demanda no prosperó por ser una vaga y una indolente, incapaz de ahorrar un céntimo.
Por último, me gustaría añadir a propósito de este Primer Volumen sobre la Antología del Absurdo, que este libro es muy poco o nada recomendable para aquellas personas que no ven la diferencia entre Annie Hall y Carmen, la de Triana. ¡No hay color! ¡Esa Carmen guapa, qué arte tenía la jodía! Y como una imagen vale más que mil palabras, os dejo una fotografía con el perfil del lector medio de Pedro Fabelo.
Un abrazo, my good friend!»

Eva y su colega Byron leyendo su ejemplar de ABSURDAMENTE

Eva: Mira Byron, ¿qué te parece el libro de Pedro?
Byron: ¿Qué me parece? Pues que como siga leyendo se me va a desencajar la mandíbula. ¡Qué jodío el Peter! ¡Guau, guau!

Gracias, Eva. “Sonrisa perenne”.  : )



domingo, 11 de octubre de 2015

OTRA DE ROMANOS EN MOON MAGAZINE

Otra magnífica ilustración de Rosa Prat Yaque


Dijo el gran Julio César justo antes de cruzar el Rubicón con su ejército: «La suerte está echada. Así que procurad no hacer demasiado ruido, ya que la pobre se acostó tarde tras pasarse toda la noche bebiendo vino riojano. Debe tener una resaca del XV».

Hoy os presento la segunda parte de mi particular repaso a los miembros de la revista MOON MAGAZINE. ¡Qué Júpiter nos coja confesados!
Por cierto, si muero, ¿sería alguien tan amable de poner un par de monedas bajo la lengua de mi cadáver? Creo que las tasas han subido un poco últimamente debido a la inflación y que el trayecto está ahora en un euro con cincuenta (IVA incluido).
Por favor, poned el importe exacto. Según tengo entendido Caronte no suele llevar cambio encima. Gracias.

Os dejo el link:


Por favor, amigos, si tenéis pensado comentar, ¿seríais tan amables de hacerlo en la revista? Según he oído, al colaborador que más comentarios genere este mes en la revista le cortarán el pelo en vez de la cabeza.

Gracias anticipadas.

martes, 6 de octubre de 2015

MI NUEVO ARTÍCULO PARA MOON MAGAZINE

Ilustración de Rosa Prat Yaque, una artista.

Si queréis saber qué se cuece realmente en la trastienda de MOON MAGAZINE, no os podéis perder mi último artículo publicado en la revista. En él os cuento la cara oculta de la luna, o de MOON, que es lo mismo pero en inglés.
Y es que, no es oro todo lo que reluce. De hecho, las joyas que aparecen en las fotografías son todas de atrezzo. Pura bisutería.
Por cierto, magnífico trabajo el de mi amiga Rosa Prat Yaque. Sólo por sus ilustraciones vale la pena que os paséis por la revista.
Ah, y hay segunda parte. Pero eso, para otro día.

Pinchad en el enlace:


Por favor, amigos, si tenéis pensado comentar, ¿seríais tan amables de hacerlo en la revista? Según he oído, al colaborador que más comentarios genere este mes en la revista le cortarán el pelo en vez de la cabeza.

Gracias anticipadas.




sábado, 3 de octubre de 2015

CLASE DE SEXOLOGÍA

Foto: trome.pe

Malcom Bradley podía estar orgulloso de David, su hijo adolescente. Y es que David en nada se parecía a su padre a su misma edad. Mientras que Malcom había sido un pésimo estudiante, siempre metido en líos, su hijo David era todo lo contrario: serio, aplicado, responsable, disciplinado y nada problemático. En cierto modo, David simbolizaba a la perfección lo que en el argot popular se conoce como “un buen chico”.

Era sábado por la tarde, y no había fútbol. Y los fines de semana podían ser terriblemente aburridos en casa de los Bradley cuando no había fútbol. Sobre todo para Malcom, seguidor incondicional del West Ham United F.C.
Malcom bajó las escaleras que comunicaban el piso superior con la planta baja de su modesto adosado en Willesden, en el distrito londinense de Brent. Aún se le notaba medio zumbado después de la siesta de casi dos horas que se acababa de gozar en la intimidad de su dormitorio, junto a su esposa Linda.
Ya en la planta baja, Malcom halló a su hijo David sentado ante la gran mesa que presidía el living. El chaval tenía desplegados varios libros de texto a su alrededor. El lunes tenía examen de ciencias en el instituto y quería prepararse a fondo.
Malcom se acercó hasta la mesa y ocupó una silla junto a su hijo.
¿Qué pasa chaval? ¿Cómo lo llevas?
Bien —dijo David sin mucho entusiasmo.
Hijo, creo que ha llegado el momento de que tú y yo tengamos una profunda conversación sobre sexo.
David no se mostró excesivamente interesado en interrumpir su hora de estudio. Y menos aún para mantener una conversación sobre sexo con su padre.
¿Podemos dejarlo para otro momento, papá? El lunes tengo un examen y...
No, hijo. Estas cosas cuanto antes se aborden, mejor.
Pero papá...
Nada de excusas, hijo. Ya sabes cuánto detesto las excusas.
Curioso. Juraría que sientes una especial debilidad por ellas. Sobre todo en las ocasiones en que mamá te encarga alguna tarea del hogar de esas que tanto te desagradan y haces todos los esfuerzos por fabricarte excusas que te sirvan para escurrir el bulto.
¡Coño! Pues para no querer hablar de sexo conmigo, bien que me estás tocando las pelotas...
Papá, por favor...


(El resto de la entrada estará próximamente disponible a la venta en un nuevo libro recopilatorio de la colección ABSURDAMENTE).