jueves, 1 de diciembre de 2016

RUIDO INSOPORTABLE (A Rock Band Story) Parte 2



Para leer la primera parte haced click aquí.


RUIDO INSOPORTABLE (Parte 2)

Para promocionar la salida de su primer disco la banda se embarcó en una extensa gira que los llevó de una punta a otra del país. Al término de la gira los cuatro integrantes de Insupportable Noize serían diagnosticados de diabetes tipo A.
«Mea culpa» —reconocería años más tarde Stephan Crouch, su mánager y representante de gominolas.

El 13 de marzo de 1990 sale al mercado el tercer disco de Insupportable Noize, Satan & Rock and roll.
El disco logró entrar en el número 97 del Top 100 del Billboard, permaneciendo en esa posición exactamente 14 segundos, antes de desaparecer para siempre y no volver a entrar de nuevo ni en ésa ni en ninguna otra lista. Aquello fue lo más cerca que Devan, Devin, Deven y Devon estuvieron de tocar la gloria. Dos semanas más tarde recibieron una demanda de Gloria Benson (de soltera Gloria Devereaux) por tocamientos indecentes en el autobús de gira.

Inspirados por la labor social de grupos como U2 o artistas solistas como Bob Geldof o Sting, los miembros de Insupportable Noize decidieron, en su periodo de mayor popularidad, sumarse a una campaña en defensa del armadillo común.
Con este propósito la banda y su mánager montaron una maratón televisiva de recaudación de fondos en una televisión local, además de grabar un single para apoyar la causa con un tema especialmente compuesto para la ocasión: «Armadillo & Rock and roll».
Al final de la maratón televisiva —que duró cerca de 14 horas— lograron recaudar un total de un dólar con setenta y cinco centavos (1,75 $).
«Visto en perspectiva —confesaría el bajista Devan Miles en una entrevista concedida en 2015 a la revista musical Rock Music—, quizás resultó un tanto excesivo tocar la misma canción durante catorce horas seguidas. La gente acabó aborreciendo «Armadillo & Rock and roll», a pesar de tener un riff de lo más molón».

Imagen del momento en el que el mánager Stephan Crouch recoge el cheque de un dólar con setenta y cinco centavos de manos de la presidenta de las GROUPIES NONAGENARIAS DE INSUPPORTABLE NOIZE, las legendarias GNIN


(El resto de la entrada estará disponible a la venta en un nuevo libro recopilatorio de la colección ABSURDAMENTE).



4 comentarios:

  1. TE has dejado, amigo, un último dato importantísimo: ¿Cuántos discos vendieron de ese último recopilatorio?
    Una historia tan fantástica como esperpéntica, jajaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente no dispongo de tales datos, amigo Josep. Resulta que la discográfica, DISCOS RARUNOS, quebró antes de poner los discos a la venta.

      Supongo que esto viene a demostrar, de manera fehaciente, que hay ciertos artistas "malditos", y que por mucho empeño que pongan en triunfar o por mucho que luchen por revelarse contra su sino, siempre habrá un "algo" que les impida alcanzar el éxito deseado.

      Ahora que lo pienso, igual yo soy uno de esos artistas "malditos". Eso explicaría el porqué ninguna editorial ha querido publicar jamás ninguno de mis libros. En fin, ellos se lo pierden.

      Un abrazo, amigo Josep.

      P.D: Te deseo que con tu libro no te pase lo mismo que a nosotros, los "malditos". ; )

      Eliminar
  2. Jaja me sacaste un buen par de sonrisas, Pedro. Y por supuesto que me hiciste buscar en Google si acaso existía la República de Naurú. Sin embargo, el panorama puede que no sea tan oscuro para Ruido Insoportable, pues al no ser conocidos pueden ingresar en la escena indie o under, donde los que consumen tales géneros musicales se jactan de ser hiper mega ultra super exclusivos en sus gustos. Entre más anónimo, pobre y extraño sea el artista, más amado será por el hipster. Así que ojo ahí, puede que haya material.

    Más saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Julio David. Para tu tranquilidad te diré que los miembros de la banda, su mánager y hasta en su agencia de viajes tuvieron que consultar en la Wikipedia dónde demonios estaba la República de Naurú. Tras consultarlo y confirmar su existencia los chicos le tomaron un especial afecto al país, ya que en cierto modo les hermanaba su total falta de relevancia en sus respectivos ámbitos.

      Lo de la música indie y sus fans "hiper-mega-ultra-súper-exclusivos-de-la-muerte" merece un post en exclusiva. Intuyo que si buceo un poco encontraré material suficiente para hacer algo memorable. Lo malo es que me da tanta pereza como hablar de reggaetón (eso sí que es "ruído insoportable").

      Un abrazo, Julio David. Y gracias por pasarte y comentar. : )

      Eliminar