sábado, 5 de septiembre de 2015

¡HEMOS VUELTO!


¿Qué pasa blog?
Ah, hola.
¿A qué viene esa cara? ¿Es que no te alegras de verme?
Puede.
Traigo buenas noticias.
Pues qué bien.
Sí, verás. Como sabes, estas últimas semanas he estado dando largos paseos, meditando en torno a diferentes cuestiones que afectan a mi vida y a las circunstancias que la rodean.
Atención Michel Onfray, Pedro está aquí.
¿A qué viene eso? ¿Quién es Michel Onfray?
Jamás dejará de asombrarme tu infinita ignorancia. Michel Onfray es un filósofo francés que aboga por lo que se considera un hedonismo ético. Forma parte de un importante grupo de intelectuales que defienden una corriente individualista anarquista.
¿Y tú cómo sabes eso?
El saber está en todas partes, chaval. Te diré algo. Jamás en toda la Historia de la Humanidad el conocimiento se nos había mostrado más accesible como ahora. Tan solo hay que tener un poco de curiosidad intelectual y servirte de los medios a tu alcance para acceder a un caudal infinito de conocimiento.
Ya. Has vuelto a consultar la Wikipedia, ¿no es cierto?
Pues sí, listo. A propósito, no te vendría mal actualizar tus conocimientos de vez en cuando. Para un escritor resulta fundamental el concepto de reciclaje intelectual.
Me lo dices o me lo cuentas.
Perdona. Había olvidado que hablaba contigo. Ya sabemos que no está hecha la miel para la boca del asno.
¿Estás intentando ser sarcástico conmigo?
Tú sabrás.
¡Pues claro que lo sé! Conozco bien el sarcasmo. Llevo años aplicándolo a mis escritos. Puedo reconocer el sarcasmo a millones de kilómetros de distancia.
A mí me ocurre lo mismo con tu desagradable olor a sobaco sudado.
¿Insinúas que huelo mal?
No lo insinúo. Lo afirmo.
Sabes perfectamente que cada día me paso entre dos horas y dos horas y media caminando por ahí. Y con este calor resulta de lo más normal sudar a mares.
Honestamente, creo que has perdido completamente el sentido del olfato. Y a juzgar por esa horrorosa camisa que llevas puesta considero que también has perdido el sentido del gusto.
¡Basta! Estoy harto de tus insolencias. O me pides perdón ahora mismo o te juro que te elimino como blog y comienzo de nuevo en otra plataforma y bajo otro nombre.
No te atreverás...
Te lo advierto. No pongas a prueba mi paciencia, maldito blog del demonio...
Está bien. Tú ganas. Te pido perdón.
Así no me vale.
¿Cómo que así no te vale? Te acabo de pedir perdón. ¿Qué más quieres?
No puedes pedir perdón con esa altivez tan propia de ti. Para que el perdón sea tomado en consideración ha de venir acompañado de una cierta dosis de humildad.
Mira querido, tú y yo sabemos que si de algo puedo presumir es precisamente de carecer de humildad. Soy altivo, arrogante, y con una fe ciega en mis posibilidades. Y soy de esta manera porque tú me creaste así. Necesitabas un contrapunto a tu manera de ser, alguien diametralmente opuesto a ti, alguien en quien apoyarte cuando tus fuerzas flaqueasen, un compañero de vigorosos hombros sobre los que cargar el peso de las presiones y la responsabilidad...
Adiós, Sansón...
Y tú Dalilah, no te jode...
Te he echado de menos, pequeño mamonazo.
Y yo a ti, feo estúpido.
Anda, ven y dame un abrazo.
¿Ir a dónde estás tú? Pues como no me hayas puesto unas ruedecitas como el famoso Caballo de Troya...
Sí, ya, lo que me faltaba: tú convertido en Caballo de Troya. ¡Te faltaría tiempo para ocultar en tu interior un ejército de bytes maliciosos decidido a aniquilarme a las primeras de cambio!
Tranquilo. En mi interior no albergo ejército alguno. Sólo son gases.
¿Me has echado de menos?
Pues claro. ¿Y tú qué? ¿has descansado?
Más o menos. Lo cierto es que no he dejado de darle vueltas a nuevas ideas con las que afrontar la nueva temporada en el blog. Por otra parte, en este mes de septiembre empieza una nueva etapa en la revista Moon Magazine. Además, ya he empezado la redacción del segundo volumen de la Antología del absurdo, que espero tener listo antes de finales de año.
Suena muy bien. Imagino que estarás ansioso por reencontrarte con tus lectores y con tus colegas bloggers.
Claro. He de ponerme al día con un montón de blogs. Y no me olvido de esos otros proyectos que tengo por ahí aparcados, mi primera novela...
¿Tu primera novela? Wow. Genial. ¿Cómo va?
Aún falta para ponerla en marcha. Antes debo ocuparme de otros asuntillos. Oye, ¿es impresión mía o te noto como más en sintonía conmigo?
Celebro que lo hayas notado. Lo de la sintonía, digo. Yo también he desconectado. Y he decidido dejar atrás los malos rollos. Resetear.
Estupendo.
Bienvenido, colega.
Bienhallado, blog.


18 comentarios:

  1. Feliz encuentro de dos amigos que se conocen bastante. Y es que un descanso siempre viene bien para las relaciones. Un besillo y bienvenidos a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María. Así es, ambos necesitábamos un descanso y distanciarnos un poco el uno del otro. A ver lo que dura. ; )

      Un beso. : ))

      Eliminar
  2. Me alegro verte (o mejor dicho leerte) de nuevo. Que el nuevo curso te sea muy prolífico y provechoso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Josep Mª. Te agradezco tus buenos deseos. Veamos qué nos depara esta nueva etapa que recién comienza.

      Un abrazo. : ))

      Eliminar
  3. Bienvenido de nuevo, don Pedro. Bueno y a 'ese', también. Si al fin y al cabo sois tal pa cual, entiéndase por inseparables.
    Afortunadamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienhallado, José Florentino. Y muchas gracias por tan caluroso recibimiento.
      -¿A quién ha llamado "ese" ése?
      No empieces. Es una forma de hablar.
      -Si, ya. Una forma de hablar.
      Que sí, blog. No seas tan susceptible. Además, ¿no ves el remate final de su comentario? Al decir "afortunadamente" da a entender que se alegra de que sigamos juntos y de buen rollo.
      -No, si en eso tienes razón.
      Pues claro. Anda, relájate. ¿Quieres que vayamos a echar un vistazo al blog de Marie Calloway?
      -Sí.

      Un abrazo, José Florentino. ; )

      Eliminar
  4. Bienvenido. Una lectora más que se pasa por aquí...
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen. Confío en que tu estancia entre nosotros te resulte amena y agradable.

      Un saludo. : )

      Eliminar
  5. Fabuloso. Y muy bien hecho, no hay que dejar que tu blog se te suba a la chepa (espero que no se ofenda). Y ahora que ya habéis hecho las paces, a escribir dentro de él ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Soledad. Lo cierto es que he de confesarte que me tiene bastante mosca la actitud de mi blog en los últimos días. Ya no se muestra tan beligerante conmigo como lo hacía antes. Y no sé, pero creo que lo prefería en su versión más guerrera y belicosa. ¿Será que estoy sufriendo de algún síndrome extraño? Si hay algún psicólogo en la sala, que por favor se ponga en contacto conmigo en privado, please. :P

      Por cierto, he visitado tu blog y me ha gustado mucho tu último relato. A decir verdad, me ha encantado. Espero que tu blog no sea igual de belicoso que el mío, por tu bien. : )

      Un saludo, Soledad. Y gracias por pasarte por aquí. : ))

      Eliminar
  6. bienvenido Pedro!!
    Yo, no me fío de las intenciones de tu blog. Un consejo: anda con cuidado. ¿ Y quién es cuidado? aaah, ese trabajo te lo dejo a ti. jajaja
    un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombre, Don Jotapé! El reflexionador más veloz a este lado del Río Pecos. XD
      "Cuidado" es un tipo extraño. Y muy, pero que muy desconfiado. Pero mucho, ¿eh? Uff, si yo te contara. Pues si yo te contara sólo contaría uno, ya que Jotapé sólo hay uno. El único, el genuino, el inimitable. Con ustedes: Jotapé Reflexiona. : )

      Un abrazo. : ))

      Eliminar
  7. Me alegro de que estés de vuelta. Uno de tus proyectos que sea meterte en twitter, que ahora que no tengo G+ te echo de menos (por pedir... xd!). Por aquí sigo :) Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, ¿eso de tu primera novela cómo va? Me encantaría leerte

      Eliminar
    2. ¡Hola, Cris! Muchas gracias por tan caluroso recibimiento. Y mira que aquí, en las islas, de calores vamos más que sobrados. Como diría el bueno de John Rambo: ¡Esto es un Infierno, Dios mío! XD

      Lo de twitter estoy en ello. De hecho, llevo varios días leyéndome manuales de funcionamiento y cosas de esas, para mitigar en lo posible mi evidente torpeza en las redes. En breve nos veremos por allí. En cuanto tenga cuenta abierta te buscaré (por favor, no te lo tomes como una amenaza, ¿vale? ; )

      Mis novelas (¡Ay, si yo te contara!) aún necesitan un buen repaso antes de ser publicadas. Soy perfeccionista por naturaleza, y hasta que no esté satisfecho al 100% me temo que no sacaré nada a la luz. Lo que sí te avanzo es que llevo varias semanas trabajando a tope en mi segundo libro de relatos, que espero tener listo para antes de final de año.

      Me alegra volver a tener noticias tuyas, Cris. Nos leemos, ¿vale? Un beso. : ))

      Eliminar
    3. @CrisMandarica Por allí te espero :) Y no seas tan exigente contigo mismo, búscate un buen lector cero, así seguro que lo verás todo desde una perspectiva muy enriquecedora que te ayudará a avanzar. Biquiños!

      Eliminar
  8. Me alegro de que hayáis vuelto y que, de momento, empecéis bien, como buenos amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paola. : ) La cosa empezó bien, pero lamento comunicarte que mi blog ha vuelto a las andadas. Era cuestiíon de tiempo. Es de bytes calientes, ¿sabes? :P

      Un abrazo, Paola. : ))

      Eliminar