sábado, 14 de noviembre de 2015

MALDITO BLOG DEL DEMONIO

¡Que te den, blog!

Aún me cuesta hablar de esto que me ocurrió hace unas pocas semanas. Es tan humillante.
Sin embargo, considero que la mejor manera de superarlo es compartiéndolo con todos vosotros, asiduos visitantes a este pequeño rinconcito reservado al absurdo.
La cuestión es que una lectora habitual del blog me pidió amistad por Facebook, y yo la acepté. Nada más hacerlo recibí un mensaje suyo invitándome a interaccionar con ella a través del chat. En aquel momento me pareció una idea bastante interesante. Por primera vez iba a establecer una conversación directa con uno de mis lectores, lo cual me brindaba la oportunidad de conocer de primera mano su opinión acerca de mi obra; sin filtros, sin intermediarios, solos ella y yo.
Hola —escribió ella.
Hola —escribí yo.
Un placer poder conversar contigo —escribió ella.
El placer es mío —escribí yo—. Celebro poder intercambiar opiniones con mis lectores. Al fin y al cabo uno escribe para ser leído. Además, siempre supone...
Disculpa —interrumpió ella.
¿Qué ocurre?
Verás. Igual te va a parecer un poco extraña mi petición...
Prueba a ver —escribí yo algo excitado, lo confieso.
Realmente no es contigo con quien quiero hablar.
¿Ah no? Y entonces, ¿con quién quieres hablar?
Con tu blog.
¡¡¿Qué?!!
Ya te dije que igual te iba a parecer un poco extraña mi petición...
Pero, ¿en serio quieres hablar con él?
Sí.
Pero, ¿por qué? Quiero decir, YO soy el escritor, YO soy quien escribe esas cosas que tanto te han llegado, YO soy el creador de este universo propio. ¿Por qué quieres hablar con él?
Está bien. Te lo diré. Me siento atraída por tu blog —escribió ella.
¿Perdón? ¿Has dicho atraída? —escribí yo.
Sí. Eso he dicho.
¿En qué sentido te sientes atraída?
En todos los sentidos. Intelectual y sexualmente.
¿Sexualmente también? —escribí cada vez más sumido en mi desesperación. No entendía nada. Me costaba hacerlo. ¿Cómo se puede sentir alguien sexualmente atraída por un blog?
Siendo honesta contigo, he de decir que encuentro a tu blog irresistiblemente sexy —escribió ella.
No lo entiendo, la verdad. Me has dejado de una pieza.
Pero oye, tú también me caes bien. Lo digo en serio. Lo que ocurre es que tu blog provoca en mí cosas que nadie me ha provocado jamás.
Está bien. Lo entiendo —escribí, aunque en realidad no entendía nada. Todo aquello me superaba. Me parecía ridículo. Más que ridículo me parecía absurdo. Y sé que al decir esto corro el riesgo de que alguno me venga con el chiste fácil: «¿Has dicho “absurdo”? ¿De verdad has dicho “absurdo”? ¿Acaso no se llama tu blog “absurdamente”? Ja,ja,ja...».
Pues para que lo sepas, si eres de los que piensa eso déjame decirte algo: no tiene ni puñetera gracia.
Lamento que mis sentimientos te hagan daño —escribió ella.
«Sí, ya», pensé. Pero no lo escribí. En vez de eso opté por mostrar abiertamente mi disconformidad.
Te supongo una persona madura —tecleé—. En tu perfil dices que tienes 35 años. Con esto quiero decir que no eres una niña. Espero que sepas lo que haces. Aunque he de advertirte algo.
Eh, tú, gilipollas. ¿Se puede saber qué coño haces?
Vaya, ¡qué oportuno!
Pues sí. Oportuno. No me gusta lo que estás haciendo. Lo veo sucio y rastrero. ¿Se puede saber qué le ibas a decir a la chica?
La verdad.
¿Y cuál es esa “verdad”?
Pues que no debería hacerse ilusiones contigo.
¿Y eso por qué?
Porque lo vuestro no funcionaría. Es físicamente imposible.
En el sexo no existen barreras. ¿Has oído hablar del cibersexo?
Déjate de gilipolleces conmigo.
¿Por qué te molesta tanto que me relacione con esa chica? ¿Sabes cuánto hace que no tengo sexo con alguien que no sea yo?
¡Tío!
Blog, si no te importa.
Está bien. ¡Blog!
¿Qué?
¿Cómo que qué? Joder, ¿es que no te das cuenta de lo raro que suena todo esto? ¿En serio tienes vida sexual?
Pues claro, gilipollas.
La verdad, no quiero ni pensar en las cosas que haces cuando estoy durmiendo.
Puedes imaginártelo.
¡Joder, no! ¿En serio?
No sé de qué te extrañas. Soy un blog joven, en plenitud sexual. Paso mucho tiempo aquí solo. ¿En qué quieres que invierta mi tiempo?
No sé. Aprende un idioma.
Apréndelo tú, no te jode.
Oye, ¿sigues por ahí? —escribió la chica.
Sí. Aquí sigo —escribí yo.
Ibas a decirme algo relacionado con tu blog...
Cuidadito con lo que le vas a decir a la chica.
¿Me estás amenazando?
Pues sí. Te amenazo.
¿Y qué piensas hacer, listo?
Tú sólo piensa una cosa: tengo todos tus posts desde que empezaste a publicar, y albergo más de mil comentarios de tus lectores en mi base de datos.
No te atreverás.
Ponme a prueba.
Serás cabrón. Está bien. Hablaré con la chica. Espera un momento.
¿Oye? ¿Sigues ahí? —tecleé.
Aquí sigo. ¿Te ocurre algo? — tecleó ella.
Sí. Perdona. Tuve que atender una llamada de teléfono de un agente literario solicitándome un manuscrito.
Oh, vaya, no sabía que los agentes literarios hiciesen eso.
Yo tampoco. Oye, que sí.
¿Que sí, qué?
Que mi blog está de acuerdo en conocerte.
¿De veras?
Sí. Pero oye, yo me mantengo al margen, ¿de acuerdo?
Vale. De acuerdo.
En fin, os dejo a solas. Bye.
¿Qué pasa nena? ¿Cómo lo llevas?
¡Wow!, ¿en serio eres tú? ¿Eres «Absurdamente»?
Pues claro, nena. Oye, ¿qué tal si nos desmarcamos del fatiga de Pedro y nos vamos tú y yo a un chat más exclusivo?
Por mí, encantada.

Sinceramente, estaba tan desconcertado, confuso, desorientado, irritado, cabreado, furioso y mil cosas más que no puedo describir aquí, que decidí desentenderme totalmente del tema. ¡Maldito blog del demonio!



29 comentarios:

  1. Bueno pues, ya leído, sí me creo el enfado. Ay, cría cuervos...
    Un abrazo y todo mi apoyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apoyo, José Florentino. Reconforta saber que por ahí fuera aún existe la solidaridad entre bloggers. Ojalá nunca te pase lo mismo a ti con tu blog. Se les acaba cogiendo cariño, ¿sabes? Por eso, cuando te hacen una de las suyas, te sientes doblemente traicionado. :P

      Un abrazo. : ))

      Eliminar
  2. Jajaja.¡Qué original!
    Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sue. : ) Sí, en ese sentido mi blog es como un pecado: original. :P Ahora está por ver si hay penitencia, o no. ; )

      Un abrazo. : )

      Eliminar
  3. Buaff, verás el cabreo que se va a pillar mi blog cuando se entere que tu blog está chateando con otras. Si es que no se les puede dejar solos, es lo que tiene. =D
    Un besote, Celestino. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te das cuenta? ¡Con la ilusión que me hacía a mí que nuestros blogs hubiesen acabado formando pareja formal! Para que veas hasta qué punto me hacía ilusión, incluso había pensado en cómo se hubiesen llamado sus hipotéticos churumbeles: ABSURDAS PAMPIROLADAS. ¿Qué te parece? :P

      Un besote, mystery eyes. : ))

      Eliminar
    2. jejeje Los nombres no están mal... pero creo que se van a cachondear de ellos en el colegio de los blog. =/ Absu y Pampi XD

      Eliminar
    3. Ya sabemos lo crueles que pueden llegar a mostrarse los blogs pequeños, Soledad. ; )

      Un beso. : ))

      Eliminar
  4. Pedro, tienes que pararle los pies a tu blog. A este paso te va a hacer sombra y te va a levantar a todas las fans que suspiran por ti y por tu libro.
    Super original y como siempre, me has arrancado unas risas.
    Muy buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Supersecretarywoman. : ) No, si tienes razón. Lo que ocurre es que, en el fondo, soy un sentimental, y si he llegado hasta aquí ha sido en parte porque ambos hemos estado juntos en esto. Gracias a mi blog conseguí lectores, y gracias a él conseguí ver cumplido uno de mis grandes sueños en la vida: publicar un libro, y también gracias a él conseguí que algunos de vosotros lo acabáseis comprando y que me hiciéseis sonreír a mí con vuestras palabras de apoyo y de cariño a través de vuestros comentarios. En resumen, que en mí pesa más el agradecimiento que el enfado, así que supongo que se me acabará pasando. Será cuestión de tiempo el que acabe perdonándolo.

      Celebro haberte arrancado alguna sonrisa, Supersecretarywoman. ; ) Un beso. : ))

      Eliminar
  5. Yo no quiero alarmarte, Pedro, pero creo que esto se te está yendo de las manos!! jajajajaa. La verdad es que no me extrañaría nada que terminases con desdoblación de personalidad... o acaso ya es tarde? :P

    Divertidísimo, me he reído mucho!!

    Un beso y feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juliette. : ) Si te soy sincero, tengo tantas cosas metidas en la cabeza: historias, personajes, diálogos, proyectos, vida personal, que a veces no sé quién soy realmente. Pronto me veré como mi admirado Woody Allen: con sesión semanal de psicoanálisis. ; )

      Un beso, Juliette, y feliz finde para ti también. : ))

      Eliminar
  6. No si ya te lo decía yo... pero como no haces caso, pasa lo que pasa... Arrieros somos....
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón: debería tener más en cuenta los consejos de los amigos. Ains. :P

      Un abrazo, Jotapé. Y gracias. : ))

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  7. Jajajajajjjaajjajaajjajaaaaaa! Te has superado, macho!! Menuda parella, nano!
    Que sepas que me ha encantado eso del agente literario. Jajajjajjjajajjaajjjaaa
    - No sabía que hacían eso.
    - Yo tampoco.
    Memeotoa con vosotros, en serio. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sonrisa perenne. ; ) Lo del agente literario es humor subliminal. Una pequeña venganza personal tras tantos años de frustrados encuentros con esos seres tan inaccesibles. :P

      Méese usted a gusto. Vaya, ¡qué mal ha sonado eso!, ¿no? En fin, donde hay confianza... ; )

      Besos, reina. : ))

      Eliminar
  8. Como siempre me he reído bastante con esta entrada ja ja ja *cof* *cof* digo... lamento mucho el hecho ocurrido con este tu blog que está cada vez más rebelde, es increíble las cosas que uno llega a desconocer de sus blogs.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que veas, Felipe. Y si aceptas un consejo de un humilde colega blogger como yo, nunca, jamás, pienses en lo que estará haciendo tu blog a tus espaldas. En ese sentido, por aquí hay un viejo dicho que reza: "Ojos que no ven, corazón que no siente". ; )

      Un abrazo, Felipe. Y gracias por la visita. : ))

      Eliminar
  9. El mundo de los blogs está lleno de sorpresas jaja, tu texto me hizo pensar en voces en la radio, es como si algún/a fan contacta con su locutor/a favorit@ y le dice que su voz es sexy y quiere montárselo con ella jaja. Pues como viene diciendo el resto de gente en los comentarios, un texto "absurdo" (pero en el buen sentido), dinámico y de los que hacen reír. Espero que en mi ausencia mi burbuja literia no haga demasiadas cosas que sea mejor no saber jaja.

    ¡Un saludo Pedro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, José Carlos. : ) Como le decía a Felipe en mi anterior respuesta a su comentario, mejor no le des demasiadas vueltas a lo que tu burbuja literaria esté haciendo a tus espaldas. Si lo haces, corres el riesgo que volverte loco, como yo. A veces, es mejor no saber. ; )

      Un saludo, José Carlos. Y gracias por la visita y el comentario. : ))

      Eliminar
  10. Pobre Pedro, ahí escribiendo y buscando ideas, para que les salgan grupies a tu Blog. Tampoco hay que quitarle mérito, juntos hacéis una buena pareja. ¿Habéis pensado en un trio? A lo mejor me meto donde no me llaman, pero podría ser interesante,...
    Genial.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡María, me asombras! Una mujer felizmente casada como tú y orgullosa madre sugiriéndome un trío amoroso entre mi blog y una desconocida. ¡Madre del amor hermoso! Este blog mío está acabando con la decencia y el buen gusto en la blogosfera. Y peor aún, el hecho de encontrar escandalosa tu sugerencia me está convirtiendo en un Ignatius Reilly del siglo XXI. ¡Lo que me faltaba! :P

      Un besillo, María. ; )

      Eliminar
  11. Por los comentarios, te veo organizando una orgía para tu blog, si no al tiempo. ¡¡Le salen fans por todas partes!! Pero en esta ocasión me disculpará porque mis felicitaciones van, en exclusiva, para el autor de la entrada que me ha hecho reír. Un beso enorme y gracias. (Chincha rabiña, blog)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chari : )) No sé cómo se tomará esto mi blog, la verdad. Es muy celoso, ¿sabes? Además, él cree que el éxito de vuestras visitas y vuestros comentarios se debe más a él que a mí, y eso nos empuja a mantener discusiones constantes. En fin, habrá que tener paciencia con él. Al final somos como una pareja que, a pesar de las discusiones, aún seguimos queriéndonos. : )

      Muchas gracias por la visita y por el comentario, Chari. Un saludo. : ))

      Eliminar
  12. Yo le metería en cintura porque un día de éstos se larga con cualquiera y te deja tirado. ¿no has pensado en espiarle? Ya sé que es un poco rastrero y que debe primar la confianza pero es que cuando hay o puede haber sexo de por medio, hasta a los blogs pierden el raciocinio, si es que tienen. Y el tuyo parece tenerlo.
    También queda la posibilidad de un "menage a trois" pero dudo que tu blog esté por la labor.
    Te deseo suerte, es lo único que se me ocurre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Josep Mª. : ) ¡Cuánta razón tienes, amigo Josep! Es tal el poder del sexo que hasta es capaz de obnubilar a los blogs. El día menos pensado este blog mío se larga con un blog femenino y me deja tirado. En fin, ¡que sea lo que Groucho quiera! :P

      Un abrazo, Josep. : ))

      Eliminar
  13. Siento disentir pero yo me pongo del lado del Blog! ¿Es o no es esta una democracia? Pedro...no seas celoso y búscate a otra!

    Me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me esperaba esto de ti, Paola. Pero lo acepto. Ahora sé que cuando compraste mi primer libro de relatos no lo hiciste por mí, sino por mi blog. : ( Me siento un poco como el Dr. Frankenstein: con la sensación de haber creado un monstruo :P

      Un abrazo, Paola. : ))

      Eliminar